Grecia se acerca a los alumnos del IES Miguel de Unamuno

Dentro del programa Erasmus+/eTwinning Monsters In Danger of Extinction, que el IES Miguel de Unamuno de Bilbao lleva a cabo en colaboración con el colegio Ekpaideutiria Kotroni de Náfpaktos (Lepanto), hemos tenido el placer de recibir este pasado 17 de marzo a Machi Koufogiorgou, socia de “Periplo”, quien se prestó amablemente a compartir con nuestros alumnos una presentación de su país con vistas al intercambio cultural que tendrá lugar en Náfpaktos a finales de abril.

La presentación tuvo tres partes bien diferenciadas. En la primera, Machi nos ofreció una “guía de supervivencia” de la lengua griega, con saludos, presentaciones y vocabulario de uso básico para poder moverse en el día a día. Desde el primer momento se esforzó en involucrar activamente a los alumnos y, aunque no es nada fácil, consiguió que interactuaran con ella usando sus primeras palabras griegas (lo que, insisto, es todo un logro, dada la timidez de nuestros alumnos).

En una segunda parte nos ofreció una pequeña introducción a la geografía griega mencionando sus regiones y lugares más conocidos, así como relatando algunos momentos importantes de su historia reciente, empezando por la guerra de la Independencia, y siempre haciendo énfasis en temas como la importancia de la solidaridad y en otros aspectos enriquecedores, incluso cuando muchas veces son producto de situaciones dramáticas, como el caso del género musical llamado rebético, que nació en Grecia a causa del desastre de Asia Menor.

La mención del rebético nos llevó a la última parte de la presentación, donde nuestra invitada se centró en los bailes y ritmos griegos, siempre aclarando el origen e importancia de estas tradiciones como reflejo de la sociedad en que se producen (por ejemplo, los bailes con los codos juntos indicaban la importancia de la solidaridad comunal para poder sobrevivir en los tiempos más duros, otros pasos y ritmos reflejaban la situación de la mujer en la época, etc.). Y como la música hay que disfrutarla desde el entusiasmo, también hizo el esfuerzo de enseñarnos —gracias a sus amplios conocimientos musicales— los distintos ritmos y a seguirlos dando palmas… a lo que enseguida se apuntaron todos los alumnos, claro.

En definitiva, una manera inmejorable de terminar la charla: los alumnos disfrutaron con la presencia de nuestra invitada (para algunos era la primera persona de nacionalidad griega que conocían) y las dos horas de charla se nos pasaron a todos en un momento, quedándonos con ganas de conocer muchas cosas más.

Y si bien es verdad que por desgracia la Grecia actual, con su cultura e historia únicas, es un tanto desconocida entre nosotros, este tipo de actividades nos ayuda a reflexionar y a darnos cuenta de que los tesoros más ricos son siempre los que están más ocultos.

Muchas gracias a Machi por abrirnos las puertas de su país con esa pasión y amor por sus tradiciones y sus gentes, que tanto caracterizan a todos los griegos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.